100° Aniversario del nacimiento del Dr. Caro

100° Aniversario del nacimiento del Dr. Caro
30 octubre, 2020 Lucas Carbone

A 100 años del nacimiento del Dr. José Alfredo Caro, la Sociedad Argentina de Botánica recuerda a uno de sus ex-presidentes con la siguiente Memoria, escrita por su hijo Andrés Caro y familia.

Dicha nota también puede encontrarse en el siguiente enlace: Nota Completa

El Dr. José Alfredo Caro, Doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional de Córdoba, fue Profesor Titular de la Cátedra de Botánica y Director del Museo de Farmacobotánica “Juan Aníbal Domínguez” de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Nacional de Buenos Aires, entre 1966 y 1985. Fue además investigador independiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Nació en la ciudad de Rosario (Santa Fe) el 23 de septiembre de 1919.

El Dr. Caro era un botánico sistemático, y como tal, describió organismos vegetales, proveyó sus nombres científicos, construyó colecciones vegetales de referencia, sugirió clasificaciones exhaustivas de plantas, y estableció relaciones entre organismos vegetales a través de la filogenética. Entre estas actividades, el Dr. Caro descubrió y describió un importante número de nuevas especies y variedades principalmente de las familias Poaceae y Verbenaceae, con treinta y una publicaciones científicas en esta área. Este tipo de emprendimiento científico es importante tanto a nivel global como local, para poder comprender la magnitud de la diversidad biológica, monitorear el desplazamiento de las especies, proteger mejor a aquellas amenazadas, y para poder desarrollar completamente su potencial.

El trabajo sistemático del Dr. Caro se basó principalmente en datos morfológicos, además de ecológicos y distribucionales.  En la actualidad, luego de la revolución en biología molecular comenzada con el descubrimiento de la reacción en cadena de la polimerasa en 1988, la botánica sistemática incluye además datos moleculares. Utilizando el conjunto de datos disponibles en la actualidad, veintitrés nuevas especies vegetales descubiertas y descriptas por el Dr. Caro han sido aceptadas como especies taxonómicas distintivas por organizaciones dedicadas a proveer información experta autorizada sobre las plantas conocidas, como el consorcio WFO (World Flora Online, un proyecto de la Convención sobre la Diversidad Biológica dependiente de las Naciones Unidas) e ITIS (Integrated Taxonomic Information System, un consorcio formado por agencias federales norteamericanas).

El Dr. Caro propuso en 1982 un sistema de clasificación de plantas de la familia de las gramíneas (Poaceae), también principalmente sobre la base de caracteres morfológicos. Esta familia es el grupo económicamente más importante de todas las plantas, ya que provee alimento (como arroz, trigo, y maíz), biocombustibles (como el pasto varilla), y material de construcción (como el bambú), y exhibe una gran riqueza taxonómica, con alrededor de 12,000 especies y 780 géneros. En este trabajo, el Dr. Caro sugirió por primera vez ubicar a tres géneros (Aristida, Stipagrostis y Sartidia) en su propia subfamilia (Aristidoideae Caro). Esta clasificación fue aceptada en 2001 por el Grass Phylogeny Working Group (un grupo de expertos botánicos principalmente de Estados Unidos, establecido en 1996 con el objetivo de combinar un conjunto de datos para producir una filogenia completa de la familia de las gramíneas), y validada hasta la actualidad. En este trabajo, además, el Dr. Caro propuso una nueva subtribu de la subfamilia Pooideae Benth., Parapholiinae Caro, una clasificación que también fue actualmente validada.

El trabajo taxonómico del Dr. Caro es particularmente valioso por su amplio alcance. Por ejemplo, las tipificaciones de gramíneas estipoides argentinas producidas por el Dr. Caro fueron utilizadas por científicos de Chile y Uruguay para la determinación de especies nativas de esos países, y por investigadores belgas y australianos para identificar la presencia en el sudoeste de Europa y el sudeste de Australia, respectivamente, de especies exóticas. Estos últimos estudios son particularmente importantes porque las gramíneas estipoides exóticas son una de las amenazas más significativas a la industria de pastoreo y a los pastizales nativos del sudeste australiano. Las tipificaciones de gramíneas argentinas del género Cenchrus producidas por el Dr. Caro representan estudios regionales significativos empleados por investigadores del estado de Florida en EEUU y de Brasil para describir floras nativas, y por científicos europeos y australianos para identificar poblaciones exóticas en el área del Mediterráneo y en el territorio de la capital australiana, respectivamente.

Muchos son los importantes aportes del Dr. Caro al Museo de Farmacobotánica “Juan Aníbal Domínguez” de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Entre ellos podemos destacar el Herbario Caro, una colección de referencia de aproximadamente 2000 ejemplares, principalmente gramíneas de la zona centro y norte de Argentina recolectadas y nombradas por el Dr. Caro. El Herbario Caro es actualmente parte del herbario de la Universidad de Buenos Aires registrado como BAF (Museo de Farmacobotánica “Juan A. Domínguez”) por el Index Herbariorum, un directorio global de herbarios mantenido por el Jardín Botánico de Nueva York. Asimismo, es de destacar la revista científica Dominguezia, una publicación semestral del Museo de Farmacobotánica, actualmente dedicada principalmente al estudio de la farmacobotánica, farmacognosia, farmacología, taxonomía y toxicología de plantas, y fundada por el Dr. Caro en 1978.

El Dr. Caro fue distinguido con la presidencia de la Sociedad Argentina de Botánica entre los años 1968 y 1970, premiado por la Sociedad Bioquímica Argentina por su labor científica, y reconocido por la Policía Federal y el Poder Judicial de la Nación por sus tareas periciales.

El Dr. Caro falleció en la ciudad de Buenos Aires el 30 de noviembre de 1985.